Laboratorio de Idiomas de última generación autoinstalable Low Cost.

Fácil de
  • adquirir
  • instalar
  • usar

easyLAB® Plug&Teach está basado en la tecnología OPTIMAS creada por ROYCAN


comprar laboratorio de idiomas

Fácil de adquirir

Suscripción sin permanencia

Suscríbete sin compromiso a nuestro sistema de licenciamiento anual + servicios y disfruta del laboratorio de idiomas más completo con una asequible inversión inicial. Además, con cada renovación de la suscripción podrás disfrutar de las actualizaciones del software y mantenimiento de forma gratuita.

Laboratorio de idiomas fácil de instalar

Fácil de instalar

¡Conectar y listo!

easyLAB® Plug&Teach es un laboratorio de idiomas fácil y rápido de instalar en cualquier aula de informática. No se requieren conocimientos informáticos específicos. Tras unos pocos y sencillos pasos cualquier profesor tendrá el sistema listo para trabajar.

Ayuda para laboratorio de idiomas

Fácil de usar

Todo a su alcance en unos sencillos clics

La interfaz gráfica de easyLAB® ha sido diseñada para que cualquier usuario sin conocimientos de informática pueda controlar el aula desde el primer día. Iconos grandes y claros, agrupación por colores, símbolos fácilmente reconocibles, mensajes cortos explicativos,… todo preparado para hacer más fácil el trabajo.

Amplíe más información de nuestra tecnología Optimas descargando la memoria descriptiva

El resultado final que se consigue con los laboratorios de idiomas es muy positivo para el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La velocidad de aprendizaje de los estudiantes se acelera significativamente ya que pueden aprender haciendo, es decir, pueden aprender practicando las 4 destrezas comunicativas y se interesan más por el estudio al usar tecnología punta.

Un laboratorio de idiomas facilita tanto el rol del profesor como el del estudiante y les permite ser más activos y eficientes en su respectivos roles, consiguiendo una implicación mucho más alta que en los tradicionales entornos de enseñanza.

Los Laboratorios de Idiomas son elementos cada vez mejor valorados dentro de las instituciones educativas ya que las funciones y posibilidades que estos ofrecen son mucho mayores que el tradicional sistema de enseñanza-aprendizaje.

Algunas de las características destacadas de los Laboratorios de Idiomas son:

  • la inmersión lingüística,
  • el aprender haciendo,
  • la interactividad en el idioma objeto,
  • la comunicación oral y escrita entre los miembros del aula,
  • la creación de portafolios de registros orales: individuales, parejas y/o grupos,
  • el fomento del trabajo en grupo,
  • el uso de recursos audiovisuales,
  • la atención a la diversidad,
  • la orientación personalizada en el proceso de enseñanza- aprendizaje, etc.

Es necesario distinguir entre Laboratorio de Idiomas, método de idiomas y software de control. Un método de idiomas es un procedimiento que sirve de guía a la hora de impartir clases; por su parte, un software de control es un programa informático que sirve para controlar los ordenadores de los estudiantes y saber lo que hacen en todo momento. En cambio, un Laboratorio de Idiomas va mucho más allá; un Laboratorio de Idiomas puede integrar el método que deseemos emplear, contar con las funciones de software de gestión y además incluir todas las funciones mencionadas arriba.

Un Laboratorio de Idiomas moderno se compone de diversos elementos que forman un entorno multifuncional que utiliza la última tecnología para la educación. Entre los componentes de los Laboratorios de Idiomas encontramos:

  • Mobiliario. Los laboratorios de idiomas deben contar con un mobiliario específico y robusto que sea capaz de albergar de forma segura todos los elementos que formen parte de dicho laboratorio.
  • Ordenadores. Los equipos informáticos son una parte de gran importancia dentro del laboratorio de idiomas.
  • Tecnología. Todo laboratorio de idiomas cuenta con una tecnología específica que permite la interconexión, la interacción y la intercomunicación entre los diferentes puestos que forman el laboratorio.
  • Auriculares. Deben estar diseñados para favorecer la comunicación entre las personas que utilicen el laboratorio para que las diferentes actividades que se desarrollen en éste puedan llevarse a cabo de forma satisfactoria.

Un laboratorio de idiomas crea un entorno de aprendizaje mucho más eficaz que las tradicionales aulas de enseñanza. Permite a los estudiantes:

  • aprender haciendo: practicando las cuatro habilidades comunicativas,
  • interactuar gracias a innumerables ejercicios prácticos basados en recursos audiovisuales,
  • incrementar el uso del idioma objeto durante la clase.
  • trabajar en equipo y colaborar,
  • aprender con herramientas y recursos que le resultan atractivos.
  • favorecer la alfabetización digital,…

permite a los profesores:

  • crear situaciones de comunicación reales,
  • guiar a los estudiantes de forma personalizada en su proceso de enseñanza y aprendizaje mientras ellos son los verdaderos protagonistas de éste,
  • atender a los diferentes estilos de aprendizaje,
  • crear un portafolio oral: grabar las conversaciones de los estudiantes de forma múltiple,
  • potenciar la creatividad y la innovación,
  • fomentar la formación continua,
  • favorecer el interés/ gusto por aprender,…

Los laboratorios de idiomas presentan una serie de características diferenciales que los convierten en el elemento ideal para rentabilizar las horas lectivas consiguiendo altos índices de participación, interacción, etc. Entre estas características se pueden destacar las siguientes:

  • La institución educativa va a contar con una herramienta que facilita la comunicación, la interactividad, etc. dentro de un aula, aprovechando los recursos informáticos del centro.
  • Acelera el aprendizaje de idiomas por parte de los alumnos mediante una completa inmersión lingüística.
  • Permite que el estudiante pueda practicar las cuatro destrezas comunicativas y pueda aprender haciendo.
  • Es una tecnología especialmente diseñada para la educación que potencia una alta motivación de los estudiantes por trabajar con herramientas que a ellos les gusta usar en su día a día. Hay una mayor implicación de los estudiantes en un entorno participativo y de trabajo en grupo.
  • Además, la tecnología de un laboratorio de idiomas ofrece grandes ventajas tanto a docentes como a estudiantes. Ambos pueden acceder a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación de forma rápida y sencilla. Cuentan con un aula en el que tienen a su disposición la última tecnología para el aprendizaje de idiomas.
  • El trabajo del profesor está facilitado por la tecnología, actúa de guía, supervisor, dinamizador y motivador.
  • Es un sistema que permite un alto grado de atención a la diversidad y de personalización de los procesos de enseñanza-aprendizaje.
  • Fomenta la comunicación interactiva en el aula y el uso de las TIC.